Muchos de nosotros trabajamos en escuelas, ludotecas, etc, y aunque nuestras clases son muy divertidas y llenas de risas y actividad nunca debemos olvidar que en el yoga para niños también esta la parte de Karma Yoga.

A veces creemos que ya porque alguien realiza esta maravillosa práctica sabe que es esto cierto?. Pero como podemos explicarle esto a los pequeños? Y no solo eso, a nuestros alumnos dentro de una institución. No sabemos realmente como los educan en sus casas, tal vez para ellos esta parte de dar y ser compasivos no exista.

Como sea nuestra labor como maestros de yoga es dar los mejores consejos y ejemplos que podamos para el beneficio de nuestros alumnos y la comunidad.

Me puse a pensar la manera de darles ejemplos sencillos de como ser compasivos y hacer cosas buenas por los demás. Así es que aprovechando que era época de fiestas Decembrinas y al ver que la mayoría de mis alumnos pedían regalos a Santa y en el caso de México a los Reyes Magos hice una clase basada en ese tema. Que por cierto, nos fue muy bien!!! Vimos DICHAS con las posturas de camello, caballo, elefante, estrella y luna, que corresponden a los animales que llevan Santa y Los Reyes Magos, y al final les pregunté que habían recibido de regalos. Obvio todos súper emocionados contándome. Y ahí fue cuando decidí empezar a introducir este tema. Empecé diciendo que recordaran siempre ser agradecidos con lo que tenían e incluso con lo que
no. Es decir, que importa si tenemos tan solo diez juguetes! Al principio decían muchos que ellos entonces querían diez más! Entonces les pregunte que si habían pensando en aquellos niños que no tenían ni uno. Siempre hay que pensar que lo que tenemos es grandioso, no sólo en lo material sino en el que tengamos una familia, una casa, tal vez una mascota, una escuela y muchas cosas! Porque hay muchos niños en muchos lados del mundo que no tienen las mismas posibilidades que ellos, y que en lugar de sentirnos mal por lo que no tenemos hay que ser solidarios y ayudar justo a los que más necesitan. No pasaron ni 20 segundos cuando la primer pequeña levantó la mano contándome que ella cada año donaba juguetes a los niños que no tenían, y de ahí surgió otro – Yo También! mi mamá y yo juntamos ropa para llevarlas en el invierno a la gente- así pasaron como seis niños más! Y los que no lo hicieron escuchaban atentamente. Eso me hiz super feliz! porque vi que es algo que si podemos enseñar a nuestros pequeños para crear una mejor sociedad llena de amor y compasión con el otro. Terminé por felicitarlos a todos por sus maravillosas acciones y motivándolos a que nunca dejen de hacerlo. Yo también les conté la mía claro de como en Navidad mi hija y yo hicimos bolsas individuales con alimentos para la gente que ese día en la calle no tenía que comer, porque sino como puedo pedir ejemplos de acciones si nosotros como maestros tampoco lo hacemos!. Cierto?

Finalmente vi que no fue tan complicado, después de todo el Karma Yoga es algo del día a día y que de alguna manera vive ya en cada uno de nosotros, solo es cosa de no dejar que esa parte se opaque por otras que no valen tanto la pena.

Si quieren saber un poco más de Karma Yoga aquí hay una breve explicación:
https://yoga.guiafitness.com/karma-yoga.html

NAMASTE

Translate »